Tosilab
itesen
Share This
Tosilab
Scroll Down
//Cómo Instagram está cambiando la forma de hacer diseño.

Cómo Instagram está cambiando la forma de hacer diseño.

Tags :

Fotografiar y publicar en su perfil de instagram las fotos de la comida que se sirve en el restaurante sigue siendo una tendencia generalizada tanto que, en la mayoría de los casos, prefiere un buen plato para fotografiar teniendo en cuenta los factores de fondo, como el sabor o la cantidad. Elena Marinoni se refirió a la tendencia de la próxima charla, sobre cómo se busca ahora la perfección estética en cada actividad: barrios enteros, fachadas de edificios, plazas y lugares turísticos están sujetos a un rediseño continuo para ser más fotogénicos en las redes sociales.

Un interesante artículo de The Guardian ha recopilado una serie de lugares en todo el mundo que han elegido como estrategia de comunicación y comercial la de ser instagramable, utilizando diseñadores y expertos en interiores para captar clientes con fotos, etiquetas y hashtags. En este artículo veremos algunos ejemplos que nos preguntan: ¿pero todo esto puede cambiar la forma de diseñar y diseñar espacios?

La historia y la tradición no son suficientes. Los lugares deben ser instagramables.

Si estás en Madrid y buscas un lugar donde comer, prueba Sobrino de Botín. En este restaurante, el más antiguo del mundo (abrió en 1725), podrás probar su cochinillo, que tiene muy buenas críticas, mientras disfrutas de una atmósfera única. En él ya comía Ernest Hemingway y sigue siendo muy famoso; sin embargo, en algunos comentarios en TripAdvisor, se critica que sea angosto y con escaleras estrechas. En el s. XVIII, seguramente la iluminación y la decoración no eran fundamentales, lo que importaba era comer y beber bien: pero, en el año 2018, los clientes se esperan mucho más. En la era digital, los lugares que queremos visitar, donde deseamos comer y alojarnos, se han de poder fotografiar y colgar en Instagram: sin duda alguna, el diseño no lo es todo, pero sin él todo lo demás parece poco.

foto Sobrino de Botin madrid

Esta nueva prioridad no significa solo preparar platos fotogénicos para las redes sociales (aunque muchos locales ya lo hacen ofreciendo, por ejemplo, helado gris y baguels multicolores). Para los empresarios, el reto también es que sus negocios u hoteles atraigan a los influenciadores, que los elegirán para tomar una foto perfecta y harán que sus seguidores vayan a ellos, deseosos de imitarles.

Objetivo: atraer instagramers en busca de la foto perfecta.

El Evelyn’s Cafe Bar, en el Northern Quarter de Manchester, ha sabido aprovechar el actual deseo de los clientes de poder disponer de un fondo fotogénico. Angus Pride, el propietario, dice que se ha inspirado en el Cafe Culture de Los Ángeles, «que responde bien al concepto oriental y medioriental en el que se basan los platos y las tapas que servimos». La compatibilidad con las redes sociales no formaba parte del proyecto original, pero luego, dice Pride, «nos hemos dado cuenta de que éramos muy instafriendly, y, por lo tanto, hemos cambiado nuestro enfoque. Hoy, es un aspecto fundamental de toda nuestra actividad».

foto Evelyns Cafe Bar

En los bares, la decoración es una mezcla de diferentes texturas y materiales e incluye las inevitables plantas colgadas de cualquier parte, pero, dice Pride, hay que poner el acento en un estilo «atemporal, que no tenga nada de forzado para adaptarse a las redes sociales».

Shoreditch, a menudo definido como el lugar más de moda de la capital inglesa, parece hecho adrede para seducir a cualquier persona que tenga un teléfono inteligente. Sus cafés y restaurantes, decorados con todo lujo de plantas en macetas colgadas, una carta de colores basada en el oro y el rosa, y unos originales letreros, parecen pensados para salir en internet. Gracias a los numerosos murales, tiendas improvisadas y el famoso mercado de flores, bajar a comprar la leche puede convertirse en un auténtico calvario, porque a cada paso uno se encuentra con decenas de turistas tomando fotos, que en un santiamén acabarán colgadas en las redes sociales. Pasar el día en Shoreditch termina por parecer una cosa irreal: aquí, lo que se mira siempre está filtrado por la cámara fotográfica.

foto Shoreditch

La espectacular intervención realizada en los últimos años en King’s Cross, también en Londres, nos ha llevado a ir más allá. Centelleantes edificios de vidrio de varias plantas lucen al lado de paredes recubiertas de vegetación, fuentes que cambian de color y carteles de gusto recargado. Cada rincón de esta zona parece un plató fotográfico: escaleras recubiertas de césped artificial, gente comiendo mientras contempla un columpio gigante iluminado mediante luces de neón: todo invita a ser inmortalizado en una imagen. En la estación de King’s Cross incluso se ha construido un falso andén 9¾, como en los libros de Harry Potter, y los admiradores de la saga hacen cola para pasar por la pared, como sucede en la obra, mientras un fotógrafo profesional está listo para retratar la escena.

foto Kings Cross Platform 9 3_4

Kate Beavis, experta de interiores vintage, está convencida de que este enfoque pop-up del urbanismo se está convirtiendo en la norma.

“Lo que se ve en Instagram, como las casas y las paredes de color pastel, son paisajes cada vez más habituales en las ciudades y su periferia. La ocasión para hacerse un selfi para Instagram con un fondo de paredes especialmente espectaculares parece presentarse dondequiera, incluso durante un evento: si la norma es esta, es natural que los arquitectos incorporen estos elementos a sus proyectos. Por lo tanto, sucederá que nuestros espacios comunes tendrán un aspecto diferente, una atmósfera especial para adaptarse a las exigencias de Instagram; de hecho, es así que nacen las modas, es decir, tendencias que gustan y que se integran en nuestros espacios y en nuestra vida. Dentro de diez años, nacerá algo completamente diferente”.

Londres no es la única ciudad que responde, con su paisaje urbano, a las modernas exigencias de entretenimiento visual. Según datos estadísticos publicados por Instagram para 2017, Nueva York es la ciudad más fotografiada, seguida de Moscú y Londres. Pero quizás la ciudad que más se ha dado cuenta del poder de las redes sociales en temas de diseño, y lo aprovechado a su favor, ha sido Los Ángeles. Por otra parte, no sorprende que, en una ciudad que se extiende a los pies del famoso letrero gigantesco «Hollywood», las exigencias de espectacularidad sean de gran importancia para sus habitantes. Alexandra Lange, crítica de arquitectura para el sitio de interiorismo Curbed, subraya que, precisamente aquí, nació uno de los primeros cafés que satisfacía las exigencias de la web. «El Intelligentsia Silver Lake Coffeebar (diseñado por Bestor Architecure) ha sido uno de los primeros ejemplos de la nueva tendencia: todos los clientes se han hecho un shoe-fie, fotografiando sus zapatos sobre el fondo del característico suelo de baldosas». Una búsqueda en las redes sociales muestra un local colorido donde el azul intenso de las baldosas llama forzosamente la atención; hasta hoy, hay 20.000 fotos de usuarios de Instagram que retratan este bar.

Algunos restaurantes, como los de la cadena Dirty Bones, ponen a disposición de sus clientes incluso un «kit» para tomar fotos de calidad. Aquí, los propietarios, como saben que sus platos serán retratados, también tienden a cuidar los interiores para que sean igualmente instagramables: por otro lado, hoy se sabe bien que las redes sociales aportan valor añadido.
Comida y diseño seguramente están en el mismo nivel por importancia. Parece perfecto ir a un restaurante cutre si sé que la comida será excelente, pero ¿quién no prefiere disfrutar también de un ambiente estéticamente agradable?

foto Dirty Bones restaurant

No solo los locales, incluso los museos quieren ser “instafriendly

Pero hoy, no solo los locales y los barrios adaptan su espacio a las necesidades de la smartphone generation: también los museos y los edificios públicos recurren a las redes sociales para aumentar el número de visitantes. El Louvre es el museo más fotografiado en Instagram (esto no sorprende a nadie ya que, desde hace tiempo, los críticos se han quejado de la gente que se amontona cada día delante de La Gioconda intentando sacar una foto); la popularidad digital del museo ha aumentado todavía más desde que Jay-Z y Beyoncé decidieron filmar el videoclip de su canción Apeshit en sus salas. Los responsables del museo han aprovechado la oportunidad para organizar un recorrido especial de 90 minutos que incluye todas las obras que salen en el vídeo (obviamente con la posibilidad de documentar esta experiencia con inevitables selfis).

En otros lugares, las exposiciones recurren a dimensiones y colores particularmente llamativos y a la máxima interactividad: Rain Room, una instalación de 2012 en el Centro Barbican, reproducía las sensaciones provocadas en las personas cuando se encuentran bajo una lluvia torrencial. Desde entonces, la exposición ha viajado por todo el mundo y ha sido inmortalizada por innumerables visitantes.

En Venecia, las grandes manos del escultor Lorenzo Quinn, emergiendo del Gran Canal para sostener un edificio, se han convertido en la imagen más fotografiada por los turistas en los vaporetti: sin embargo, cabría preguntarse cuántos de ellos saben que la obra pretende llamar la atención sobre el cambio climático y la amenaza que supone para la ciudad lacustre.

foto Venice hands laguna

El mejor ejemplo del impacto de la actual generación de fotógrafos en línea es quizás la retrospectiva del artista japonés Yayoi Kusama, realizada en Los Ángeles en 2017. Las entradas se agotaron en una hora y, aunque también se expusieron pinturas y objetos de diseño hechos por Kusama, lo que realmente atrajo la atención de la gente fueron, sobre todo, sus «mirror room». En concreto, un visitante, al intentar capturar una imagen fuera de lo común, terminó dañando la instalación; como resultado, se introdujo inmediatamente un límite de permanencia en cada habitación de tan solo 30 segundos. El gran éxito de las obras, llenas de luces caleidoscópicas y de espejos en una sucesión aparentemente infinita y que se prestan bien para servir de fondo a un autorretrato, ha provocado un intenso debate sobre las formas actuales de disfrutar del arte: ¿lo estamos utilizando simplemente para promover nuestra imagen?

foto Mirror room Kusama

Parques de atracciones como Dreamland, en Margate, Inglaterra, se han creado para permitir a los usuarios pasar un día entero tomando fotos: cada vez más los carteles que en el pasado advertían «Prohibido fotografiar» son sustituidos por otros que invitan a tomar fotos, añadiendo, por seguridad, incluso las etiquetas más adecuadas.

foto dreamland margate

La tendencia a documentar en línea todo lo que vemos ha llevado a algunos arquitectos a ajustar debidamente las dimensiones de escala y a jugar con las formas de sus obras con el objetivo de llamar la atención. Como estudio líder de esta tendencia cita a Bjarke Ingels Group (BIG), que ha diseñado un hotel con una pista de esquí en el techo, edificios que parecen bailar juntos y un teatro cuyas líneas se asemejan a un corbatín. Recientemente, el mismo grupo ha creado un edificio que imita una construcción gigantesca de ladrillos Lego. En arquitectura, la tendencia es obtener formas cada vez más asombrosas: esto le sale muy bien a BIG, pero ya hay otros estudios menos famosos que van por el mismo camino.

foto lego house BIG

¿Qué impacto tiene todo esto en la innovación en el diseño? Cuanto más confiamos en nuestros teléfonos inteligentes, más se ve afectada nuestra capacidad de concentración, y por esto, las tiendas y los espacios que visitamos se ven obligados a ofrecer cada vez más nuevas experiencias para que las vivamos a través de nuestros dispositivos. Hoy, inevitablemente se tiende a confundir un lugar con otro. Cada espacio nos recuerda a otro ya visto, y nuestros ojos ahora están saturados de plátanos, baldosas de cemento o habitaciones de espejos.

Pero si lo miramos todo a través de una pantalla, ¿no corremos el riesgo de perdernos la visión de conjunto? Que piensas?

¡Síguenos para que no te pierdas los artículos de nuestro blog sobre arquitectura, arte, diseño, tendencias y no solo ¡Estamos en FacebookInstagramLinkedInPinterest YouTube!

  • 0 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contactos
Close